Menú Cerrar

Partiendo de la localidad de Borleña discurre una ruta que, a
pesar de su facilidad, permite conocer un extraordinario y singular
patrimonio natural que abarca dos hábitats de interés
comunitario, incluidos en la Directiva Hábitats de la Unión Europea
y que constituyeron la base para la definición de la Red
Natura 2000.
El recorrido parte del aparcamiento situado junto al Parque de
Borleña, lugar apropiado para estacionar el vehículo y comenzar
a pie. Su acceso se encuentra en el cruce de la N-623, a la
altura del propio núcleo de Borleña.
Desde el aparcamiento, se recorre un pequeño túnel por el que
discurre encauzado el Arroyo La Llana, tributario del Río Pas,
salvando así el cruce de la Carretera Nacional. Se continúa por
la localidad de Borleña dejando atrás el restaurante y hotel del
mismo nombre para, poco más adelante, tomar un primer desvío
hacia la derecha a través de un puente de piedra que lleva
hasta la bolera. Se atraviesa la localidad de Borleña, hasta alcanzar
un pilón y un lavadero restaurados, testigos de las costumbres
de los pueblos ribereños del Valle del Pas.
Siguiendo el trayecto, se puede observar un edificio con unas
piedras de molino talladas, apoyadas sobre su estructura, las
cuales ayudarán a orientarse pues, en ese punto, se debe
tomar el camino de la izquierda para pasear de manera paralela
al arroyo. Más adelante, nos encontramos con una bifurcación,
donde debemos ignorar el desvío de la izquierda y
continuar recto. Unos metros adelante, nos encontraremos
con una finca y casa particular, donde tomamos el camino de
la derecha a través de un pequeño puente. En este punto, el
bosque se vuelve denso y comienza el paseo hasta el Churrón
de Borleña.